Entrevista Diario Vasco

Con motivo de nuestra participación en el programa de emprendizaje del centro de enseñanza Cebanc, el Diario Vasco se acerco hasta Berio para hacernos una pequeña entrevista.

Han sido practicante 4 meses de intenso trabajo donde analizamos nuestra idea de negocio y le fuimos dando forma al plan de empresa.

Ahí os dejo la entrevista de donde salieron cosas muy interesantes como ésta gran frase.

«No hay que tener miedo al fracaso. Si el proyecto no funciona te quedas con todo lo aprendido»

Las donostiarras Elena Ortés y Estefanía Rodríguez tienen sendas ideas para poner en marcha un negocio. La primera es una asistente sanitaria, de 43 años, con larga experiencia en el sector que ha visto la oportunidad de crear una compañía relacionada con la asistencia de atención a la dependencia. La segunda, una licenciada en Dirección y Administración de Empresas y mediadora de seguros titulada, de 34 años, quiere darle un giro a su correduría de seguros para convertirla en ética y solidaria. Ambos proyectos se presentan como innovadores en Gipuzkoa, pero las dos coinciden en que no hay que «acelerarse» sino ir «dando pasos» para que a la hora de llevarlos a la práctica «tengan futuro» y «todo esté lo mejor atado posible».

Sus ideas parten de un conocimiento amplio del sector en el que van a desarrollar sus proyectos. Elena Ortés trabaja en un centro sanitario de Berio y «llegó un momento en el que consideré que podía mejorar el servicio» A Estefanía Rodríguez le impulsa una perspectiva similar. Ejerció durante mucho tiempo de mediadora de seguros en una empresa, pero acabó «asqueada sobre el trato que recibían los empleados y lo poco que se tiene en cuenta el carácter humano de la persona». Tras finalizar su relación laboral con esa compañía, le dio «apuro volver a trabajar por cuenta ajena» y decidió crear su propia correduría.

Un grupo con «ideas muy avanzadas»

Esta donostiarra de 34 años apostó a principios de año por realizar una compañía ética y solidaria, sin ánimo de lucro, en la que «a la hora de tomar las decisiones se considere el impacto financiero, social o medioambiental» y «cuyos beneficios se destinen a proyectos sociales de carácter local». «No existe nada similar en Gipuzkoa», explica Estefanía Rodríguez, a la vez que matiza que «sí hay algunas parecidas en Barcelona o Madrid». La idea de Elena Ortés reside en ofrecer «una atención domiciliaria integral a personas mayores con un nivel adquisitivo medio-alto», para lo cual ha tenido en cuenta que este territorio «es uno de los lugares donde más está envejeciendo la población».

Las dos coinciden en que sus proyectos van a tener recorrido, pero «hay que desarrollarlos bien». Y para progresar en sus ideas se inscribieron en un programa de Cebanc de ayuda al emprendizaje basado en la colaboración intergeneracional.

La importancia del cliente

¿Cómo atraer al cliente? Los expertos aseguran que «es básico comprender que la empresa tiene que estar orientada hacia el cliente y su satisfacción». A esto, José Collera añade que en los inicios de una empresa «el emprendedor deberá estar fuera de la oficina el 90% de su tiempo para captar clientes». Estefanía Rodríguez y Elena Ortés son conscientes de esta cuestión y pondrán «medios para ofrecer un buen trato». Esta última estima que «un buen servicio habla bien de ti y contribuirá al boca a boca». La mediadora de seguros, por su parte, cree que con «honestidad, empatía y cercanía» se puede conseguir.

Un proceso largo

Más allá de desvelar y poner en valor al cliente, estos dos miembros de Secot estudian los diferentes proyectos y ayudan a que los emprendedores «centren y maduren sus ideas», porque aquí se encuentra «otro error muy frecuente»: «Muchos quieren emprender, pero no tienen claro el proyecto». Fue el caso de Elena Ortés, quien indica que estos expertos le han aportado «una perspectiva distinta. Tenía la intención de montar el negocio de una manera y me han abierto la mente y dado pistas clave».

Para contribuir a centrar los objetivos, los dos jubilados colaboran en tres áreas. «En una primera fase hay que hacer un estudio de mercado, para luego realizar un plan de marketing y terminar con un plan de mercado», destaca Ángel López. Estos pasos le han resultado «muy útiles» a Estefanía Rodríguez.

 

Financiación

En este sentido, Elena Ortés reconoce que su mayor problema se encuentra precisamente en «encontrar subvenciones para su proyecto». Sin embargo, Estefanía Rodríguez no ha tenido dificultades en el tema de financiación, porque «requiero de poca inversión», ni en el apartado burocrático, ya que «me he movido en el mundo de la administración y me llevo bien con el papeleo». La corredora de seguros observa su mayor complicación en el hecho de «tener que atender yo sola todas las áreas de la empresa», ya que hará «de comercial, a la vez que deberá producir y hablar con los proveedores».

Los cuatro subrayan que «el emprendimiento es complicado», pero, según indica Elena Ortés, «hoy por hoy, emprender tu propia idea, cuando ya tienes experiencia, conlleva un gran porcentaje de éxito», mientras que Estefanía Rodríguez estima «que hay que actuar con ilusión» y «trabajar duro».

 

http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/201605/23/tener-miedo-fracaso-proyecto-20160523012258-v.html#myModal_video_4907190924001_30132390647845_1_1463996637825

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *